sábado, 24 de enero de 2015

Dime cómo es tu piel y te diré cuál es tu limpiadora perfecta!!!



Limpiar nuestra piel cada día es fundamental: eliminamos el sudor, las toxinas, los restos del maquillaje o de otros productos cosméticos, el polvo, la contaminación, … Es el primer paso de toda rutina de higiene facial, tanto de día como de noche. Y no debería saltársela ni el tato!!! (Traviesas!!!)

En la entrada de la semana pasada hablamos de la importancia de limpiar correctamente nuestra piel, ya que a veces no elegimos bien nuestra limpiadora o no la utilizamos correctamente y esto puede desequilibrar nuestra piel. Es uno de los propósitos que todos debemos seguir si queremos conseguir una piel sana.

Y vosotras diríais algo parecido a esto: "Vale, la teoría ya nos la sabemos, pero CUÁL ES MI LIMPIADORA PERFECTA??? Porque lo lo que quiero es lavarme la cara sin que se me caiga a pedazos, ni me queme, me escueza, me irrite, ni me de más sebo del que ya tengo, gracias!!!" Cuántas de vosotras pensaríais algo así??? Pues yo pienso exactamente lo mismo!!!

La gran mayoría de las consultas que me hacéis son sobre cuáles serían los productos más adecuados para vuestro tipo de piel, y no es moco de pavo cuando tenéis pieles sensibles, atópicas, con rojeces, cuperosis, pieles mixtas hiper-reactivas, pieles secas descamadas, alergias súper agresivas,… y un popurrí de varios tipos a la vez!!!

Así que vamos a enfocarlo de otro modo más práctico: dime cómo es tu piel y te diré cuál es tu limpiadora perfecta!!! Y lo que es igual de importante, asegurarnos de que las limpiadoras se utilizan de la mejor manera posible.




Piel normal:

Si tienes la grandísima suerte de tener piel normal, el agua no te irrita, no amaneces con mil brillos descontrolados, ni con el rostro tirante, seco y escamado. Por lo general tolera bien los jabones por lo que tu abanico de limpiadoras es el más amplio.

Un buen producto de higiene facial para una piel normal será aquel que limpie de manera suave y prevenga la deshidratación.

Desde una Leche virginal, Savias de Oro, cualquier gel facial para pieles normales o Leches Limpiadoras ligeras serán perfectos aliados para tu piel.

Una recomendación que te encantará y que ayudará a tu piel a eliminar las impurezas del día a día (y maquillaje!!!) mientras que mantiene tu manto hidrolipídico perfectamente sano y protegido, es el Gel Facial Purificante de Phyt's. Se trata de un producto que me parece una maravilla. Calma refresca, tonifica e hidrata. No engrasa nada y deja la piel suave y tersa sin sensación tirante.

Se utilizaría como cualquier gel limpiador: un poco de producto, media avellana, debe bastarnos porque cunde muchísimo, extendemos por todo el rostro y masajeamos suavemente en círculos y desde la nariz hacia el exterior. Realmente deja la piel increíble, limpia y suave!!!




Piel seca:

Obviamente no tienes tanta suerte como la piel normal y necesitas (y en ocasiones gritas!) mayor hidratación y nutrición. Esto es porque pierdes el agua de tu piel de forma constante y tu manto hidrolipídico se altera, la piel se reseca y se deshidrata, pudiendo ser más vulnerable al enrojecimiento, irritación, envejecimiento prematuro,… De hecho, tener la piel seca y sensible y que te afecten los cambios de temperatura y la tirantez, suelen ir de la mano.

Para una piel seca la limpiadora perfecta debe ser a la vez suave y delicada y contener sustancias o ingredientes emolientes que eviten esta pérdida de hidratación.

Evita los jabones en pastilla ya que no los toleras bien (o al menos decántate por aquellos que tengan una muy elevada concentración de agentes hidratantes). Evita también las espumas, los geles y otros cosméticos de higiene que tengan efecto "deslipidizante" (que tengan detergente).

Busca, en cambio, limpiadoras en crema que te aporten un grado de hidratación y nutrición mayor y a ser posible te calmen y te aporten ingredientes ricos en ácidos esenciales, como por ejemplo, que tengan germen de trigo, borraja, onagra, lino,… en su composición.

Mi recomendación para este tipo de piel es la Leche Limpiadora y Desmaquillante de Mádara Cosmetics de la que ya hablamos más a fondo en esta otra entrada.  El aceite de Girasol y la Glicerina Vegetal Bio hidratan profundamente mientras que la caléndula y la flor del tilo calman la irritación y tirantez y la avena nutre intensamente. La avena tiene reconocidas propiedades calmantes y  "limpiadoras", manteniendo la estructura de la piel y de su manto hidrolipídico sano y respetando su pH saludable.
Deja la piel limpia, nutrida, jugosa y sin tirantez!!!


Podemos utilizarla de dos formas: bien con un algodón para retirar las impurezas y restos de maquillaje y después aclarar con agua tibia (en este caso aunque aclaremos con agua al ser muy hidratante, la piel no quedará tirante) o con una Leche Virginal por ejemplo (en el caso de una piel muy sensible que se irrite con el agua); bien utilizarla masacrando un poco de producto directamente con las yemas de los dedos sobre el rostro y aclarando después con agua tibia.


Piel grasa:

Si tu piel es grasa resistirá bien el envejecimiento, el sol y los cambios de temperatura. En relación a la limpieza tolera bien los jabones, aunque con la edad, algunos pueden ocasionar efecto rebote si este jabón es muy fuerte, o incluso resecar.

Es muy importante en este caso eliminar correctamente las impurezas y exceso de sebo que la misma piel produce, equilibrándola, desinflamando y cerrando el poro y desinfectando la zona en el caso de tener granitos.

Sería interesante buscar limpiadores en gel, en espuma o en pastilla que contengan ingredientes purificantes y sebo-reguladores, como por ejemplo la arcilla, el propóleo, la lavanda o la milenrama, y ligeramente astringentes (repito LIGERAMENTE) como el arándano.

Recomendaciones:

1) Jabón Facial Purificante de Arcilla Blanca & Arándanos de Mádara para pieles mixtas/grasas. Un Jabón en pastilla purificante para tu piel grasa que deja la piel limpia en profundidad, purificada y sin rastro de sebo, a la vez que queda suave y tersa. Su uso como cualquier jabón en pastilla, con aclarado con agua tibia.

2) Espuma Purificante de Mádara: con Agua de Rosas, Caléndula y Glicerina Vegetal para calmar la inflamación de la piel y Milenrama para regular, equilibrar, cicatrizar y purificar la piel. La espuma Facial es muy cómoda de utilizar como vimos en el post de la semana pasada. Elimina fácilmente las impurezas de la piel y los restos de el maquillaje. Aclaramos con agua tibia.



Piel mixta:

Si tu piel es mixta, bienvenida a la mayoría!!! Y aunque parezca un consuelo de tontos somos muchas las que estamos hasta el moño de nuestra dichosa "zona T" y nos entendemos muy bien las unas a las otras. Verdad que si???

Se trata de una piel que se caracteriza por tener una zona más grasa y gruesa (a que no lo repetís 20 veces :P) en frente, nariz y barbilla, y otra parte normal o más seca y fina en contorno de ojos, mejillas y laterales. A veces esta zona más seca y fina es también más sensible y el agua puede llegar a irritarla y dejarla aún más tirante.

En pieles jóvenes tolera bastante bien el jabón, no siendo así en pieles más maduras que prefieren los geles, fresquitos y calmantes y las cremas ligeras que ayudan a equilibrar y a confortar la piel.

La prioridad para esta piel será la de lograr el equilibrio natural entre la zona T y la zona más seca, logrando una limpieza suave, para evitar el efecto rebote y la tirantez, y calmando e hidratando la zona más seca. Para cera los poros más visibles de la "zona T" y calmar y tratar las inflamaciones de la piel a causa de granitos, sería bueno buscar astringentes suaves, como los que hemos visto en las pieles grasas.

Es complicado recomendar una limpiadora para este tipo de piel porque hay mixtas que tiran más a grasas y otras que tiran más a secas. En estos casos lo adecuado será que las que tiran más a grasas busquen limpiadoras más de pieles grasas y las que tiran más a secas incorporen más limpiadores que tengan agentes hidratantes. (Tenéis los ejemplos y recomendaciones en los tips de arriba)

Para las que no lo tengáis muy claro, jabones y limpiadores con alto contenido en agentes equilibrantes e hidratantes será una buena alternativa. Igualmente aquellos geles que tengan en su composición aloe vera, aceites vegetales hidratantes ligeros y activos sebo-reguladores, un combinado de limpieza, regeneración e hidratación.

Una recomendación es el Gel Limpiador Facial de Mona & Leo, todo terreno muy adecuado para pieles mixtas que limpia de manera suave y eficaz (y también desmaquilla en profundidad) sin dejar sensación de piel tirante.




Piel madura:

Es una piel que empieza a sufrir alteraciones por el paso del tiempo. Cuando nos encontramos con una piel generalmente fina, envejecida, desvitalizada, con flacidez, la prioridad por encima de todo será la de reactivar el metabolismo celular de la piel, es decir, que continúe y refuerce la regeneración natural de la piel.

En lo relacionado con la higiene lo más adecuado será una limpieza suave con ingredientes hidratantes que prevengan contra la deshidratación de la piel y que a ser posible tenga agentes regeneradores y antioxidantes para luchar contra los radicales libres y contra el envejecimiento prematuro.

Evitaremos jabones con alto contenido en detergente, geles y espumas y nos decantaremos por Leche Limpiadoras Hidratantes y Aguas de Limpieza.

Una gran alternativa y por lo tanto nuestra recomendación son las Savias de Oro ÉLITE de Yipsophilia, un agua de limpieza bio-regenerante específica. Esta limpiadora tiene interesantes propiedades remineralizantes, regenerantes, revitalizantes y reafirmantes, un montón de "erres" perfectas para las pieles maduras, no os parece???!!!!

Con aceite de olíbano, potentes activos antioxidantes como el extracto de uva, grosella negra, frambuesa y saúco, y activos naturales que realizan un "biolifting" natural como el Alga fucus.

Al tratarse de una solución acuosa las pieles finas, secas y sensibles lo agradecerán. Modo de aplicación correcto: unas gotas en un algodón y haciendo movimientos circulares desde el centro hacía el exterior y en sentido ascendente para favorecer la circulación de la piel.



Piel sensible, atópica, reactiva, irritada, enrojecida, cuperosis:

Cuando la piel ya no soporta nada, decimos que se ha vuelto sensible. Puede darse en pieles secas o grasas. Sea como sea cada año hay más personas con piel sensible de cualquier edad. Esto puede deberse a multitud de factores: contaminación ambiental, alimentación inadecuada, alergias alimentarias, reacción al tinte de las prendas de vestir,…

De cualquier modo, estas pieles delicadísimas merecen una atención especial y necesitan poner todo su atención para que su piel no se irrite, no arda en llamas o no se descame.

En el caso de una piel sensible buscaremos calmar la irritación o congestión, y refrescarla a la vez que se eliminan las impurezas de la forma más suave posible. Ingredientes calmantes como la caléndula, el tilo, el sauce,…; anti-irritantes como el karité, el té verde, el brezo o el regaliz, y protectores como el aceite de sésamo son fundamentales.

Recomendaciones:

Menos es más, y con esta piel, mejor no jugártela. Limpiadores súper suaves como la Leche Virginal nº 1 de Yipsophilia (ideales hasta para limpiar y mimar la piel de los bebés) o la Mousse de Jabón Natural & Caléndula de Matarrania serán grandes aliados.

La Leche Virginal se utiliza como las Savias de Oro o como cualquier Agua Micelar. Unas gotitas en un algodón y sólo un par de pasadas desde el centro hacia fuera y en sentido ascendente para favorecer la circulación de la sangre, ya que frecuentemente en este tipo de piel hay problemas vasoconstrictores.

El uso del Jabón natural es como cualquier otro jabón en pastilla. Como se aclara con agua tibia, es perfecto para las pieles mixtas sensibles. Una limpieza hiper suave, en profundidad pero muy respetuosa con la piel más delicada, irritada y reactiva.






Con vuestro permiso añadiré la Loción Limpiadora y Desmaquillante de Matarrania para estas pieles delicadas, sensibles, irritadas y reactivas, ya que es muy amable con la piel, suavísima, sin alcohol y sin perfume!!!

Una limpiadora acuosa bifásica (tiene dos fases de líquido una más acuosa y otra más oleosa) que debes agitar bien antes de usar. Con agua de rosas, aceites de girasol y oliva y extracto de tomillo. Unas gotas en un algodón y limpia tu rostro de la forma más delicada, sin necesitad de abrir el grifo para nada.



Cuál es vuestro tipo de piel??? Cuál es vuestra limpiadora??? Preguntas y respuestas sencillas que marcan el primer paso para una piel sana y equilibrada.


Image and video hosting by TinyPic

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. No hay de qué, gracias a ti por tu comentario!!! Un abrazo Xonia!!! ;)

      Eliminar
  2. Elisa,
    Una entrada súper completa. Gracias por tus consejos. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que estos consejos tan sencillos sean de ayuda para todas las que cuando empezamos no tenemos muy claro qué limpiador puede ser más adecuado para nosotras o si lo utilizamos bien. La base siempre es lo más importante. Gracias a ti bonita!!!

      Eliminar
  3. Elisa,
    Una entrada súper completa. Gracias por tus consejos. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia!!! Gracias a ti por pasarte. Eres un sol!!! Besicos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Me alegra muchísimo que te haya gustado Mariangeles!!! Conseguiremos nuestra piel sana con un poquito de constancia, rutinas sencillas y buenos productos naturales!!! Un abrazo!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...